Conoce la importancia de la bota de seguridad dielectrica en el trabajo

Cuando trabajas en un entorno con probabilidades de una descarga eléctrica, es un deber y una responsabilidad emplear la bota de seguridad dielectrica. Este tipo de botas está usualmente fabricado de caucho, PVC o cuero, dependiendo principalmente de las condiciones ambientales del lugar donde se usarán.

¿Por qué son importantes las botas de seguridad?

Una buena parte de las lesiones por accidentes laborales están directamente relacionadas con heridas en los pies y el tren inferior del cuerpo. Es por esto que la protección de nuestros pies en entornos de riesgo es de vital importancia.

En ambientes donde se manejan altas tensiones, cables, enchufes y maquinaria eléctrica, en general es necesario y pertinente utilizar siempre unas botas especializadas.

Existen botas diseñadas especialmente para este ambiente, cuyos materiales de fabricación permiten ser unos aislantes eléctricos, es decir, que al tenerlas puestas nuestro cuerpo se aísla de la tierra. De esta manera, podemos evitar graves afectaciones a nuestra salud.

Una descarga de alta tensión puede provocar quemaduras severas, paros cardíacos e incluso la muerte.

Al igual que la mayoría de calzado de este tipo, esta clase de zapatos está diseñada también para proteger al pie de cualquier factor que le pueda afectar, como lo son: golpes, laceraciones, quemaduras, exposición a sustancias, humedad y demás.

Usualmente, podremos encontrar en la parte delantera del zapato un refuerzo llamado puntera, lo cual otorga una protección adicional a los dedos del pie.

El tipo de puntera más utilizado para este tipo de calzado es la de composite, que es un compuesto de diferentes resinas. Esta puntera otorga una gran resistencia a la vez que es liviana.

También es común encontrar punteras hechas de acero, cabe señalar que las botas hechas usando esta clase de refuerzo mantienen su propiedad de aislante eléctrico.

Ir arriba