Botas de caucho para dotación

Conoce las botas de caucho y PVC, la mejor opción para proteger nuestros pies

Una de las principales preocupaciones de las compañías y empresas es mantener a sus empleados a salvo y, para lograr esto, se usan los más variados métodos y estándares de seguridad. Y, como sabes, uno de los pilares cuando nos referimos a estas medidas de seguridad es la ropa de protección.

Y entre todos estos implementos (cascos, chaquetas, uniformes y guantes) hay un común denominador que se usa en la mayoría de industrias: las botas de caucho.

Es fundamental garantizar la seguridad de los pies y las piernas ante todas las situaciones de riesgo que se pueden encontrar en todos los entornos laborales, es por esto que las botas de protección tienen tal importancia.

A lo largo de la historia, las botas de caucho han tenido los más diversos usos y empleos

Las también llamadas botas Wellington, fueron abiertamente popularizadas en los primeros años del siglo XIX por Arthur Wellesley, Duque de Wellington.

Aunque en ese entonces las botas eran hechas de cuero, pues no fue hasta 1852, cuando la vulcanización con azufre fue inventada, que las botas hechas de caucho finalmente vieron la luz.

Desde ese momento, estas botas han tenido los más diversos usos, durante el siglo XX se usaron ampliamente en las 2 guerras mundiales, pues ofrecían diversas ventajas tales como:

  • Ser impermeables.
  • Ofrecer una alta resistencia a factores externos.
  • Facilitar el transporte en medio de terrenos no favorables.

¿Por qué escoger botas de caucho frente a otras alternativas?

Gracias a la tecnología moderna, estas botas han ido evolucionando y hoy por hoy se nos presenta una diversidad de botas capaces de suplir las necesidades de diversas industrias.

En la actualidad, el mercado ofrece una gran variedad de opciones, pues son muchas las áreas en las que se usan.

Las botas de PVC comunes (policloruro de vinilo) son utilizadas especialmente para el sector de hidrocarburos y alimentos.

Cabe resaltar que para el sector alimenticio hay una importante distinción, pues las botas que se usan son de color blanco, en contraposición a los demás sectores que suelen vestir color negro.

Para trabajos que pueden llegar a ser más pesados, tales como la minería, agricultura y la construcción, se suelen usar las botas con un refuerzo en la parte delantera llamado puntera. Además, se encarga de proteger los dedos de los pies de cualquier clase de impacto que puedan recibir.

Si bien existen distintas clases de punteras (acero, aluminio y composite), es usual que para esta clase de botas se utilicen las punteras de acero, pues son las que tienen la resistencia más elevada y el coste más económico.

Con esta protección adicional se garantiza que todos los trabajadores de estos sectores puedan tener la confianza y tranquilidad de estar protegidos contra cualquier posible golpe, sustancia química, quemadura, arañazo o simplemente contra el agua y la humedad, ya que el material del cual están hechas es 100 % impermeable.

En adición, esta clase zapatos cuentan con un labrado profundo, lo cual es de gran ayuda cuando se trabaja sobre superficies que pueden llegar a ser deslizantes.

Ten en cuenta que al rededor del 25 % de todas las incapacidades relacionadas con accidentes laborales se deben a lesiones en el pie.

Es debido a este alarmante dato que es necesario prestar suma atención a la forma en la que se maneja protección y seguridad de esta parte de nuestro cuerpo en el trabajo.

Especialmente si nuestra área de desempeño implica algún riesgo o peligro, y debemos tomar las acciones necesarias al respecto.

Dotar a tus empleados con botas seguras y de calidad puede prevenir infinidad de inconvenientes para ambas partes. Estamos seguros de que, luego de tomar en cuenta todos estos datos, podrás tomar la decisión adecuada y adquirir unas botas que cuentan con certificaciones y con la mejor calidad.

Ir arriba